Retratos

Retratos – La despedida

Posted on

Hola, amigos

Con esta entrada se cierra un ciclo de Retratos de la vecindad. Espero les hayan gustado.

El año próximo traerá nuevas historias.

Chiste Viejita temblandoLa viejita del cuarto del fondo se va. Se lleva con ella cinco años de amistad con las vecinas. Años signados por charlas en el patio, alegrías compartidas, penurias para llegar a fin de mes, comentarios a espaldas de alguna y protestas frente a frente con otras. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – La vecina indiscreta

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen de vieja sexy"Hay veces que las malas lenguas traen noticias explosivas, sobre todo, cuando el escándalo es una forma encubierta de discriminación.

Josefa era una señora grande, demasiado grande para algunas cosas. Andaba en la mala. Tenía la billetera vacía, tanto como la panza. Nadie podría imaginar a una mujer como ella vendiendo favores sexuales, pero nunca falta una vecina que eche a andar la bola.

Las últimas semanas se venía comentando que la susodicha había sido vista con demasiada frecuencia en el bar de la esquina. Las vecinas se hacían esas preguntas suspicaces que siempre abundan, que si tenía plata para pagar comida hecha, que si el dueño del bar le regalaría la comida. Los comentarios estallaron cuando vino la Pepa con la noticia de que el dueño del bar había echado a la Josefa por conducta inapropiada. Que sí, ¿que no te das cuenta de que ya no cruza al bar? Leer el resto de esta entrada »

Retratos – La cuidadora

Posted on

Resultado de imagen para cuidadora de ancianosUna tarde apareció en la pensión. Carmen venía a cuidar a la viejita de la tercera pieza. Traía consigo la juventud y alegría propias de alguien que sabe afrontar la vida sin pesares.

Se hizo muchas amigas en la pensión, ella era todo risas. Las vecinas la saludaban y se enganchaban en largas conversaciones que hacían las delicias de todas. Poco a poco, se ganó la estima hasta de los dueños de la pensión. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – La arrimada

Posted on

Resultado de imagen para dudaLa Juana había llegado hacía poquito. Venía de otra pensión, de la que la echaron por no pagar el alquiler. Ella no había terminado aún los trámites de la invalidez por una cintura estropeada trabajando. Esperaba el aviso en una carta que parecía haberse perdido en los vericuetos de la burocracia.

Era una mujer muy creyente, según ella misma decía. A veces, contaba, trabajaba en la parroquia para ayudar a los que, aunque no tenían techo, seguían teniendo hambre. Sin embargo, de noche, la Juana no tenía para comer.

Los pesos que había juntado en limosnas se habían ido en pagar un mes de adelanto en la vecindad. Por eso, lo primero que hizo fue arrimarse a una viejita que andaba necesitada de compañía.

Muchas veces le pidió un pan, un poco de leche o un tomate, porque su heladera estaba vacía. Siempre lo pedía a cuenta de esa pensión que tardaba en materializarse. Sin embargo, se la veía dando anticipos de pago en el equivalente de un poco de charla y servicios como cebar mate o preparar algo de comida.

Tres meses fue lo que duró esa pacífica unión entre la Juana y la viejita. Porque un día, el dueño de la pensión le pidió que se fuera, por no pagar el alquiler. Ella, en lugar de amedrentarse, le pidió a un amigo que amenazara al dueño con denunciarlo por no entregar facturas en regla y llevar su negocio “en negro”.

La Juana mostró las uñas. Hoy no se sabe si paga el alquiler o tiene al dueño de la pensión entre la espada y la pared. Las vecinas cuchichean que si está bien, que si está mal lo que hizo. Ahora, empezaron a tenerle miedo. La viejita a la que la Juana acompañaba ya no le puede convidar de su comida y nadie se explica cómo, ahora, la Juana come todos los días en el bar de la esquina.

 

Retratos – La amiga de los muertos

Posted on

San Miguel de Málaga, el despertar de un cementerioTocaron, temprano, a la puerta de la vecindad. Una de las habitantes, en bata y chancletas, salió a abrir. El que llamaba era un empleado de la compañía de cable preguntando por la señora García. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – La vendedora de corpiños

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para manteros buenos airesElla no es original del país; vino en una de esas tantas oleadas migratorias, desde un país vecino, esperanzada por conseguir un poco de dignidad y otro poco de comida. No se nota a simple vista que haya conseguido una u otra cosa, pero sigue fiel a su idea de trabajar para vivir. Leer el resto de esta entrada »

500 años después de Da Vinci

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para Autorretrato (Leonardo)

¿Qué piensa el retratista cuando se enfrenta a su propio espejo?

¿Habrá alguna forma de plasmar en el lienzo la historia, las vivencias, las emociones sentidas?

Y ese hombre de diamante, con sus arcoíricas facetas, ¿qué quiere dejarnos en esa imagen?

¿Cómo mostrar que ese rostro es el responsable de tanto ingenio, tanto vuelo, tanta fantasía hecha realidad?

Porque… ¿no es eso lo que deseamos ver en un retrato? ¿No queremos ver más allá de lo visible? ¿No queremos mirar a esos ojos y sentir el fuego que animó su vida?

Tal vez le gane la humildad y solo quiera mostrarnos que ha sido simplemente un humano, pero uno que se negó a aceptar un “no se puede” por respuesta.

Meg

 

 

Retratos – El vendedor de pañuelos

Posted on

Imagen relacionadaHay gente que tiene trabajos que se sustentan con la desgracia ajena. Podemos pensar en los abogados, los médicos, los psicólogos, los sepultureros. Pero no todos son tan trágicos. El viejo José solo espera que la gente estornude o llore.

Lleva esperando eso desde que quedó cesante de la fábrica. Algunos de sus compañeros se dedicaron a hacer changas de albañilería, pero él, con sus rodillas gastadas, solo atinó a conseguir algo útil para intercambiar. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – El nombre de la niña

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para cataleya nombreCuando escuché su nombre sentí que el perfume de una flor la acompañaría por el resto de sus vidas. Los padres habían llamado Cataleya a la pequeña, y me vino a la memoria una película en la que la protagonista se llamaba como la flor tropical, una orquídea muy apreciada que, en algunos lugares, llaman “la reina de las orquídeas”. El amor que tienen los padres se vuelca siempre en los nombres que les ponen a sus hijos. Los hay que prefieren transmitirles el valor de una tradición familiar, los que eligen nombres liberadores o modernos o con algún significado especial. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – Muerte en la vecindad

Posted on

Resultado de imagen para santiguarse

Todas las vecindades reciben su visita, en algún momento. Viene de pronto. A veces da algunas pistas de su cercanía, pero casi siempre sorprende, como si anduviera por la casa en pantuflas.

Esa mañana todas se conmocionaron. La puerta de una de las habitaciones estaba abierta de par en par y su habitante se encontraba en el piso durmiendo su sueño infinito. Una dio la alerta y al rato ya estaban todas congregadas en la puerta. Leer el resto de esta entrada »