Secretos desde la trinchera – VI

Posted on

listaEstaba disfrutando de ese juego. Es estimulante poner a prueba nuestro intelecto, sobre todo, cuando se vislumbra un misterio. De a ratos me sentía esa niña que reía ante las pistas que dejaba su abuela. Toda la casa era el escenario. Ningún objeto quedaba fuera. Así fue como una vez descubrí una caja de música cuya melodía me ayudó a encontrar un talismán para la suerte, o un pez que llevaba oculto en sus escamas el número de veces que debía caer el sol para que llegara el día de la primavera, o un mantel que me guiaba hasta el lugar donde la bisabuela había enterrado un tesoro de botones antiguos con forma de corazón. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – V

Posted on

Cuál es la mejor caja fuerte - Cerrajeros B2BAl día siguiente convencí a mi madre de que me dejara ir sola a la casa. Le expliqué que vendría Andrés, mi amigo de la galería, a revisar los cuadros, y que no podríamos limpiar en medio de tal delicada actividad. En realidad, esperaba tener todo el día para revisar cada resquicio del lugar. Debía encontrar más, no solo el oro sino algo que me ayudara a comprender ese entramado de cosas ocultas. Además, por palabras de mi abuela: “el juego aún se sigue jugando”, así que no había dudas de que debía seguir investigando. Leer el resto de esta entrada »

Una nave especial

Posted on Actualizado enn

¡Hola, amigos!

Con este relato participo de esta edición del Tintero… de David Rubio, en homenaje a un muy querido autor de ciencia ficción: Ray Bradbury, y su obra Crónicas marcianas.

Espero que lo disfruten.

Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – IV

Posted on

Resultado de imagen de cartas antiguasGuardé la carta, con gran disimulo, en mi bolsillo y me dispuse a terminar la limpieza, pensando que mi abuelo había corrido un gran riesgo al dejármela y pedirme que mi madre no se enterase. Él debió haber pensado que ella estaría allí, conmigo. ¿Qué clase de secreto era este? ¿Qué relación tenía con mi madre?

─Voy a poner en esta caja todo lo que no sirva ─interrumpió ella, pragmática─. Terminemos con esto. Tráeme todos los papeles amarillos que encuentres y las cosas que parezcan en mal estado. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – III

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen de cuadros retratos de mujeres mediados del siglo xxMi madre seguía en lo suyo. Desde que se había recogido el cabello en un tocado con un pañuelo, nada la apartaba de su misión, sobre todo ahora que había reunido coraje para revolver las cosas de sus padres. Sin embargo, mi grito la desconcentró.

─¿A quién encontramos? ─preguntó mi mamá.

─¡A Víctor! El abuelo era pintor. ¡Él era Víctor!

De inmediato nos abocamos a la tarea de apreciar todas las pinturas. Sus trazos, sus pinceladas, su paleta, todo hacía creer que la realidad se prolongaba en esos lienzos. Eran pinturas hermosas y estremecedoras, por los sentimientos que inspiraban, unas por el amor, otras por el horror. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – II

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen de biblioteca con librosEl cuarto dejaba pasar una luz oblicua y amarilla. Miré hacia la ventana y pensé cómo cambian las ideas viendo las cosas desde otro ángulo. Esa mujer, ese hombre, esa pareja, que siempre se habían mostrado cariñosos, que se prodigaban miradas de entendimiento silencioso, ahora aparecían, a mis ojos, más jóvenes, más misteriosos, más vivos. El recuerdo de alguien hace que esa persona prolongue su existencia, yo estaba asistiendo a un renacimiento, no porque hubiera olvidado algo de lo que eran, sino porque estaba conociendo una faceta oculta que resignificaba muchos de mis recuerdos.

Seguí hurgando entre las cosas con ánimo de encontrar algo más. Había papeles y apareció un nuevo sobre con mi nombre en el frente y la letra inconfundible de mi abuela. Una emoción súbita me hizo romper el sobre, pero me decepcionó encontrar solo una hoja con una frase: “El juego que jugábamos, se sigue jugando”. Una ráfaga de recuerdos me vino a la memoria. Jugábamos muchas cosas con la abuela, nuestro juego preferido era el Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Yo era alternativamente un científico y un monstruo, y ella me perseguía por la casa, dejando a nuestro paso un tendal de objetos caídos sobre el piso. De pronto reaccioné. No se trataba de ese juego, era el otro, el de los espías, y era necesario que siguiera la búsqueda de pistas. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – I

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen de carta antiguaEntrar a la casa de mi abuela siempre me produjo una mezcla de alegría y desconcierto. Ella me esperaba con un chocolate con galletas y me contaba alguna historia de espías. Nunca entendí cómo en la misma persona podían habitar intereses tan distantes. La señora regordeta que amasaba esas galletas de coco era la misma que aquella que relataba piruetas de emboscadas y huidas. Mi abuelo, por su parte, era un señor un tanto serio y callado. Él me miraba y veía en mí a quién yo sería en el futuro. Desde pequeña supe que seguiría sus pasos de travieso duende hacedor de magia electrónica, porque cuando estaba con él, sentía que sus manos eran varitas que convertían un pedazo de cobre en algo encantado capaz de transmitir voces y sonidos. Leer el resto de esta entrada »