Galardón del Círculo de escritores

Posted on Actualizado enn

Hola, amigos.

elcírculodeescritores.blogspot ha galardonado al micro La mano negra. Muchas gracias por el reconocimiento.

Para leerlo pueden seguir el siguiente enlace: La mano negra

Muertes curiosas – La mosca

Posted on Actualizado enn

La mosca

Celia era tan pulcra en todo lo que hacía que, cuando alguien visitaba su casa, temía pisar el suelo por no dejar una marca. No se podía decir que fuera obsesiva, solo muy meticulosa en cada tarea que realizaba. Y no era para menos, competía con su hermana Clotilde en el arte de llevar una casa y criar a sus hijos. Era tal el esfuerzo que realizaban las dos que no se visitaban por temor a que el estado impoluto de la otra casa les hiciera darse cuenta de que estaban fallando en algo en la propia. Leer el resto de esta entrada »

La mano negra

Posted on Actualizado enn

Esta entrada participa en la convocatoria de Microterror VI de: https://elcirculodeescritores.blogspot.com/

La noche declinaba sus sombras. La luna asomaba, tímida, como pidiendo perdón. Detrás del único árbol que se erguía en la pradera, un árbol atribulado por los años, una figura sin rostro se condolía de los muertos de ese día. Su mano, una mano negra de uñas crecidas, cual garfio de hueso, pasaba las páginas del Libro de la vida.

Todas las páginas parecían iguales: un nombre tras otro; no se distinguía a ancianos de jóvenes, a mujeres de hombres. Solo había una fecha junto a cada uno.

La figura miró el reloj en su muñeca huesuda. Se le estaba haciendo tarde. La luna había arrojado luces en lugares donde debía haber oscuridad y se escuchaba una musiquita alegre, lejana, ajena impropia.

Cerró el libro. Miró hacia el cielo. Se preguntó cuándo dejaría esa labor detestable. Y un aullido le reveló un secreto que solo la luna conocía en detalle. Debía realizar el último trabajo, aquel que se esperaba para dentro de mil años: debía llevarse al último hombre.

Volvió a abrir el libro. Llegó hasta la última página y leyó. Allí estaba el nombre, su propio nombre y supo que lo esperaba la nada tras su tarea final.

(C) Meg

Conciencia de agua

Posted on Actualizado enn

Imagen relacionada

Vas por la vida con la paciencia acuosa

de un arroyo olvidado de su memoria.

No arrastras malos recuerdos

vas como invitado a una fiesta de esperanzas.

Y dices que eres como el agua,

que olvidas todas las piedras con las que has tropezado,

porque quien se queda atascado en la roca

no tiene futuro, solo un pasado que pesa demasiado.

Y sigues el cauce

sin mirar atrás, solo existe un adelante.

Arroyo, río, mar, nube, lluvia

El mañana te espera con su eterna promesa.

 

Secretos desde la trinchera – Epílogo

Posted on Actualizado enn

Secretos epílogo

Entrar a la casa de mis abuelos siempre fue una experiencia fascinante. Ahora sé que nadie, ni siquiera nuestros seres más cercanos se muestran por completo a los demás. Y no es por falsedad, es solo para preservar algo que es considerado valioso y delicado y que debe esperar a su momento para salir a la luz. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XVI

Posted on

Toma control de tu futuro financiero con estas 4 reglas

De nuevo en casa de sus abuelos, Sonia se dedicó a leer el resto del diario de Juan. La casa estaba en calma, su madre ya había terminado la limpieza y se había marchado. Esa mujer que había dedicado su vida a su familia era tan obsesiva con la limpieza que había sacado brillo en todos los metales de la casa. Sonia reparó de pronto en los marcos de los cuadros. Ya no tenían esa pátina oscura de costumbre, brillaban como el oro. Y recordó, de pronto, que su abuela le había enseñado a lustrar los marcos con un líquido negro para añejar. ¡Allí tenía el tesoro!, delante de ella. Había estado delante de todo el mundo sin ser notado, bien a la vista, como suelen esconderse mejor los secretos. Y en los mismos cuadros que el abuelo utilizó como pistas. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XV

Posted on Actualizado enn

Virus o aniquilación diseñada y a la carta? Por Rebecca van Winter ...

Alberto miraba a Sonia con esa mirada que traspasa los años. Ya no era aquella niña de trenzas que ingresó en su negocio. Ahora veía una chispa en sus ojos que le recordaba a su viejo amigo, tiempo atrás, cuando andaban tras algo. Sin dudas, Juan había visto en ella lo mismo que él y le había confiado sus secretos con la esperanza de que fuera su guardiana. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XIV

Posted on

El síndrome de corazón roto - Tanatorio As GándarasSonia creyó que Alberto estaba un poco senil y confundía a su abuela con su madre. Por un momento, dudó de ese abuelo con gorra y pipa, y pensó que sus historias estaban teñidas por la telaraña de los años. Pero el hombre tenía una actitud de seguridad que resultaba por demás intrigante y debido a eso Sonia decidió que sería una descortesía no escuchar lo que tenía para decir. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XIII

Posted on Actualizado enn

PASAJERO PARA FRANKFURT | AGATHA CHRISTIE | Comprar libro ...

Sonia metió la mano en su cartera y sacó el libro de Agatha Christie: Pasajero a Frankfurt. Lo abrió en una marca y le mostró un dibujo: varios círculos y, dentro de ellos, palabras.

─Te parecerá extraño lo que te voy a decir, pero el abuelo me dejó un mensaje con este libro. Lo leí y de su trama saqué esta información. Habla de los cinco grupos de poder que dominan el mundo: los que manejan las armas, el dinero, las drogas, los avances científicos, pero hay un último grupo al que no supe cómo llamar. En el libro no lo dice, solo menciona una conspiración ideada por esos grupos para que la juventud nazi rompa con el orden establecido, lo que ellos llaman las viejas políticas y las ideas vetustas. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XII

Posted on

Cinco teorías de la conspiración que han terminado haciéndose ...

Alberto conocía a esa niña desde que nació. La vio en pañales y con trenzas. Ahora veía a una mujer segura, inteligente. Lo más probable era que el interés de ella por la historia de su abuelo fuera totalmente inofensivo. Sin embargo, prefirió que fuera ella quien confirmara su punto. Tenía una vasta experiencia en las intrigas y esa situación inesperada le proporcionó a él un momento de rejuvenecimiento. Pero para saber si ella estaba allí por algo en particular, decidió hacer una introducción, para que ella notara que estaba dispuesto a hablar. Leer el resto de esta entrada »