Mes: mayo 2016

¿Me perdonas?

Posted on

¿Me perdonas? He tenido tu recuerdo

atrapado en mi memoria tanto tiempo,

encadenado a un día en el que todo

fue un todo completo y redondo

que olvidé la llave puesta.

Y heme aquí, carcelera de una imagen

que se desvanece como foto vieja,

guardiana de la nada ensombrecida,

a punto de abrir para dejarte salir.

¿Titubeo? Sí, me tiembla un poco el pulso,

temo que sea solo un impulso

que se ahogue por la presión de una lágrima. Leer el resto de esta entrada »

Principio de Arquímedes

Posted on

“todo cuerpo que se sumerge en un líquido

experimenta un empuje de abajo hacia arriba…”

reza la ley.

¿qué cuerpos? ¿qué líquidos? ¿de dónde sale esa fuerza?

¿será la masa un conjunto vacío por definición?

¿será que lo importante, lo necesario

se limita a una fuerza que no tiene explicación? Leer el resto de esta entrada »

Libertad

Posted on Actualizado enn

Libertad es más que el nombre de un personaje de Mafalda. Representa los ideales y las ansias de que el mundo sea un lugar mejor para todos.

Hoy, a cuarenta años de haber leído esa historieta y a doscientos seis años de aquel 25 de Mayo de 1810, me pregunto ¿qué estamos haciendo con nuestra libertad?

Tenemos libertad para expresarnos, para informarnos, para votar, para elegir a nuestra pareja, nuestra religión, nuestra profesión. Tenemos libertad sexual y de conciencia. ¿Nos está faltando algo para lograr los ideales? Leer el resto de esta entrada »

Rosa dormida

Posted on Actualizado enn

La noche latía. Él no lograba dormir. Se levantó un par de veces y deambuló por la casa. Bebió un poco de agua, miró televisión trasnochada, miró por la ventana y volvió a la cama.

A su lado, su pareja dormía un sueño feliz de cuchara. Él la miró y pensó en la gracia que le hacía ver ese rulo que caía sobre su frente. Siempre le había enternecido soplar para hacerlo a un costado, despejando el camino del beso.

Se acurrucó junto a ella, fue llenando la cuchara. Una sopa tibia fue inundando sus venas.  Ella se movió imperceptiblemente, respondiendo a la sensación de estar siendo abrazada. Él estaba completamente despierto en sus sentidos, ella comenzaba a soñar con ellos. Una oleada de sensaciones fue llenando el espacio que los separaba. Leer el resto de esta entrada »

Sintonía

Posted on Actualizado enn

En la mañana él se levantaba de un salto y tomaba una ducha tibia. Ella remoloneaba en la cama y no existía hasta las ocho después de una ducha abundante y caliente.

Cada uno a lo suyo, él ingeniándose en arreglos y artesanías, ella sacándole chispas a la computadora.

Él almorzaba comida casera en el silencio de la cocina de su casa. Ella, algún menjunje chino, en la cocina de la oficina, en medio del bullicio.

La tarde los convertía a él en trotamundos buscador de repuestos, a ella en adoradora del reloj que cuenta los minutos para salir del trabajo. Leer el resto de esta entrada »

Buscando un libro

Posted on Actualizado enn

Hay distintas formas de leer un libro. No crean que solo hay una. Muchos comienzan por el principio. Otros leen la contratapa, el prefacio. Algunos picotean un poquito por el medio. Pero los más extraños de todos comienzan por leer el final… Leer el resto de esta entrada »

Paraguas abandonados

Posted on Actualizado enn

Para Ova

Caía la lluvia de abril sobre la ciudad. Él miraba por la ventana. Esperaba. Estaba atento a las ráfagas y la intensidad de las lluvias. Su perro, Neptuno, amigo de aventuras, reposaba sobre una frazada abrigadita, mirándolo de reojo. Sabía que de un momento a otro sería “su momento”.

Un rato después, aplacó la lluvia su fuerza. Tan solo persistía un goteo lacrimoso de cuerito flojo.

Los dos salieron a la calle para llevar a cabo su cometido. Encontrar paraguas rotos y abandonados no era difícil después de un aguacero de fin del mundo. Ese día encontraron uno naranjado con flores blancas, con las varillas vencidas por el viento, de alguna mujer que claudicó en su lucha contra la intemperie. Leer el resto de esta entrada »