Cuentos

La mente tras el cerebro

Posted on Actualizado enn

Imagen relacionada

El laboratorio estaba cerrado. Lara buscó la llave en su bolso y abrió la puerta después de varios intentos. Las llaves magnéticas a veces se descomponen y uno se queda sin saber qué hacer, más cuando una está ansiosa por entrar. Encendió las luces y allí estaba, soberano de la mesa principal, en un frasco dentro del líquido aséptico, conectado a un sistema de irrigación artificial desde la noche anterior. Leer el resto de esta entrada »

Bajo la luna roja

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para luna rojaQuién hubiera dicho que la noche depara los mayores cambios de la vida… Eso le pasó a Wolf justo cuando pensaba que había alcanzado la luna con las manos.

Tenía todo lo que deseaba: una mujer que lo amaba, un buen trabajo, una bella casa en los suburbios, un proyecto para el futuro, entusiasmo y deseos de vivir. Y sin embargo, un día descubrió algo al mirarse al espejo. Y al otro día un poco más y al siguiente más aún.

La luna fue testigo de todos sus cambios. Y vaya si los tuvo. Cambió su habitual traje blanco por un abrigo de piel rojizo. Dejó de frecuentar el campo y comenzó a ir por la noche a la cima de la montaña. Dejó su hogar suburbano por una cueva abrigada en las alturas. Y por último y no menos importante, se alejó de su novia a la que amó desde que la primera vez que la vio.

La luna hizo real su más profunda fantasía. Para ello solo le pidió una cosa. Leer el resto de esta entrada »

Reviviendo el paraíso

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para maquina de escribir

Había pasado mucho tiempo desde la última vez que tocó esa máquina. Leer el resto de esta entrada »

Si solo la luna…

Posted on

Imagen relacionada

Él vivía en la Luna, pero cuando digo  “en la Luna” no me refiero a que vivía “en Bavia”… Vivía en la “Luna”. Silus era uno de esos colonizadores científicos que se habían tenido que acostumbrar a la falta de gravedad. Leer el resto de esta entrada »

De espejos y de ecos – Con este cuento comparto con ustedes mi entrada nro. 100 en el blog. Espero que les guste y gracias por pasar por aquí.

Posted on Actualizado enn

Entraba y salía de los  distintos espejos que se encontraban en el local. Algunos cuadrados, otros redondos, otros de formas diversas. Él los probaba a todos antes de venderlos. Los probaba a su manera, metiéndose del otro lado y esperando que la gente pasara delante y se mirara…

Leer el resto de esta entrada »

El pueblo en la botella

Posted on Actualizado enn

Era un pueblo de gran belleza hasta que un horrible mago lo enfrascó en una botella y lo arrojó al mar.

Desde el mismo momento en que estuvo encerrado, todo el mundo comenzó a sufrir el mismo mal.

Un día cualquiera, por muy hermoso que se viera a través del vidrio, resultaba un horno. El sol del mediodía, dando de pleno sobre la botella, hacía que la gente soportara temperaturas que evaporaban las aguas y producían lluvias artificiales. Eso, se sumaba a las náuseas y los ruidos cavernosos que sabe hacer el estómago cuando está vacío. Todos andaban de mal humor y se peleaban entre ellos. No toleraban el más mínimo roce, ni el más leve sonido. El rugido del agua, allá afuera, mantenía al pueblo acompañado por un run run que completaba el panorama de molestias. Y lo peor era que nadie tenía idea de cómo salir de la maldición del mago. Leer el resto de esta entrada »

Viaje circular

Posted on Actualizado enn

Muchos de nosotros pensamos en un viaje al pasado como una suerte de irrupción en una película que se viene viaje circulardesarrollando, a la que arribamos para ser espectadores de nosotros mismos, y actores al mismo tiempo, capaces de interferir o modificar nuestros propios futuros, incluso abortar nuestro propio nacimiento. Pero qué tal si no fuese así.

Esteban Quirós se estaba preparando para ir a la Ópera. Nunca usaba corbata, salvo en contadas ocasiones como esa. Tenía metido en su película personal que ir a la Ópera sin lucir un atuendo distinguido era como comer un helado sin crema. Su madre lo llevaba de chico, la primera ópera que recordaba era Aída, con sus soberbios trajes egipcios, sus tocados y cetros de oro. Leer el resto de esta entrada »