Sin categoría

Lucha interminable

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para sabana

Jasir está desvelado. Eso le permite disfrutar de una de las maravillas de la vida. Escuchar los rumores de la noche en la sabana africana. No es que el espectáculo sea solo para privilegiados. Solo que las labores del día son tan agotadoras que uno cae rendido en su catre en cuanto el sol se oculta. Pero Jasir no descansa bien, algo lo preocupa… Leer el resto de esta entrada »

Liebster Blog Awards

Posted on Actualizado enn

Inesperadamente llegó el mensaje de Bruno Aguilar. Lo leí de mañana, bien temprano, junto con el café doble que hoy no necesité de despertador porque en ese mensaje Bruno me nominaba para este bello reconocimiento bloguero. Imaginen la alegría que sentí, me desperté de golpe y me pasé todo el día contando a mi gente (hasta el hartazgo) sobre este regalo anticipado de Navidad.

Leer el resto de esta entrada »

Voladora

Posted on

Resultado de imagen para alas

Él la encontró un día de tormenta. Estaba mojada de pies a cabeza al costado de un árbol. Parecía caída de una rama y más chiquita de lo que era a causa del pelo llovido y los ojos de almendra abrillantada. Leer el resto de esta entrada »

Libertad

Posted on Actualizado enn

Libertad es más que el nombre de un personaje de Mafalda. Representa los ideales y las ansias de que el mundo sea un lugar mejor para todos.

Hoy, a cuarenta años de haber leído esa historieta y a doscientos seis años de aquel 25 de Mayo de 1810, me pregunto ¿qué estamos haciendo con nuestra libertad?

Tenemos libertad para expresarnos, para informarnos, para votar, para elegir a nuestra pareja, nuestra religión, nuestra profesión. Tenemos libertad sexual y de conciencia. ¿Nos está faltando algo para lograr los ideales? Leer el resto de esta entrada »

Los refranes de mi vida

Posted on

Convocatoria de Julia C.

Cuando me enteré de esta iniciativa me alegré mucho. Crecí en una familia donde los refranes son pan de todos los días. Particularmente fue mi abuela quien más nutrió mi vida de ese conocimiento popular. Y con esta convocatoria su recuerdo se me hace más presente.

Muchos de los refranes que ella traía a cuento tenían que ver con una filosofía de vida. Por ejemplo: “a mal tiempo buena cara” o el célebre “siempre que llovió, paró”.  Por otro lado “al que madruga Dios lo ayuda” era el caballito de batalla de las mañanas en que me costaba mucho levantarme para ir al colegio. Y a fuerza de ser sincera tengo que reconocer que algunas veces me tocaba recibir el “a capricho, capricho y medio” cuando no aflojaba con alguna demanda infantil.

Es innegable que el pueblo resume largos debates y meditaciones internos con estas frases. Pareciera que todo es más simple, más alcanzable, con ellas. Al igual que un estribillo, son pegadizas y de fácil memorización. Todo lo necesario para penetrar en nuestros hábitos mentales e instalarse como ese conocimiento que perdura en el tiempo de generación en generación.

Alguna vez me he detenido a pensar en la contradicción de algunos. “Al que madruga Dios lo ayuda” se contrapone a “no por mucho madrugar amanece más temprano”.  Pero esas son cuestiones que les dejo para pensar. A veces es cuestión de ser un poco flexibles.

A punto de entrar en mi año 50 de vida, no puedo dejar de rescatar: “lo mejor está por venir”.

Meg 20-04-16