Sin categoría

Galardón del Círculo de escritores

Posted on Actualizado enn

Hola, amigos.

elcírculodeescritores.blogspot ha galardonado al micro La mano negra. Muchas gracias por el reconocimiento.

Para leerlo pueden seguir el siguiente enlace: La mano negra

La mano negra

Posted on Actualizado enn

Esta entrada participa en la convocatoria de Microterror VI de: https://elcirculodeescritores.blogspot.com/

La noche declinaba sus sombras. La luna asomaba, tímida, como pidiendo perdón. Detrás del único árbol que se erguía en la pradera, un árbol atribulado por los años, una figura sin rostro se condolía de los muertos de ese día. Su mano, una mano negra de uñas crecidas, cual garfio de hueso, pasaba las páginas del Libro de la vida.

Todas las páginas parecían iguales: un nombre tras otro; no se distinguía a ancianos de jóvenes, a mujeres de hombres. Solo había una fecha junto a cada uno.

La figura miró el reloj en su muñeca huesuda. Se le estaba haciendo tarde. La luna había arrojado luces en lugares donde debía haber oscuridad y se escuchaba una musiquita alegre, lejana, ajena impropia.

Cerró el libro. Miró hacia el cielo. Se preguntó cuándo dejaría esa labor detestable. Y un aullido le reveló un secreto que solo la luna conocía en detalle. Debía realizar el último trabajo, aquel que se esperaba para dentro de mil años: debía llevarse al último hombre.

Volvió a abrir el libro. Llegó hasta la última página y leyó. Allí estaba el nombre, su propio nombre y supo que lo esperaba la nada tras su tarea final.

(C) Meg

Secretos desde la trinchera – XVI

Posted on

Toma control de tu futuro financiero con estas 4 reglas

De nuevo en casa de sus abuelos, Sonia se dedicó a leer el resto del diario de Juan. La casa estaba en calma, su madre ya había terminado la limpieza y se había marchado. Esa mujer que había dedicado su vida a su familia era tan obsesiva con la limpieza que había sacado brillo en todos los metales de la casa. Sonia reparó de pronto en los marcos de los cuadros. Ya no tenían esa pátina oscura de costumbre, brillaban como el oro. Y recordó, de pronto, que su abuela le había enseñado a lustrar los marcos con un líquido negro para añejar. ¡Allí tenía el tesoro!, delante de ella. Había estado delante de todo el mundo sin ser notado, bien a la vista, como suelen esconderse mejor los secretos. Y en los mismos cuadros que el abuelo utilizó como pistas. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XIV

Posted on

El síndrome de corazón roto - Tanatorio As GándarasSonia creyó que Alberto estaba un poco senil y confundía a su abuela con su madre. Por un momento, dudó de ese abuelo con gorra y pipa, y pensó que sus historias estaban teñidas por la telaraña de los años. Pero el hombre tenía una actitud de seguridad que resultaba por demás intrigante y debido a eso Sonia decidió que sería una descortesía no escuchar lo que tenía para decir. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – XI

Posted on Actualizado enn

Antigua Tabaquería Estevez en Adrogué. Teléfono y más info.

La tabaquería se encontraba en una calle concurrida del barrio de Flores. La ciudad de Buenos Aires tiene sitios pintorescos, este era uno de ellos.Unos tilos en el frente le daban al local el marco de naturaleza que necesitan los ojos para sentirse a gusto entre tanto cemento. Alberto se encontraba en el interior, arreglando un encendedor antiguo. Tenía la cara un poco tapada por la visera de una gorra a cuadros. Sonia entró y lo observó por un momento, esperando que él la notara. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – X

Posted on Actualizado enn

El rincón de mi niñez: íntimo...No tan íntimoSonia se despidió de su padre en la puerta de la casa. Lo vio alejarse con las manos en los bolsillos y un leve cabeceo que indicaba que él no se quedaría de brazos cruzados. Había sembrado una semilla de inquietud en su alma y él no era de los que dejan pasar las cosas así nomás. Seguramente se dedicaría los próximos días a investigar el robo del oro. O tal vez, volvería a revisar en su mente a los amigos de sus suegros para reconocer algún detalle que los hiciera sospechosos. Leer el resto de esta entrada »

Refugiados

Posted on Actualizado enn

Hola, amigos.

Les traigo un relato que participa de la convocatoria de El círculo de escritores: “La pandemia”. Ojalá lo disfruten.

Hacía tres meses que mis hermanos y yo nos encontrábamos escondidos o debería decir refugiados, en el sótano de la casa, en ese agujero infecto que se suponía nos iba a proteger de un posible contagio. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera – IX

Posted on Actualizado enn

secretos de familia

La tarde iba cayendo sobre las casas bajas. Sonia tenía la impresión de que su padre se había entristecido. Le ofreció un café y juntos volvieron a recorrer los cuadros, con la mirada atenta a cualquier cosa que les llamara la atención. Pasado un rato, él retomó el hilo de la charla anterior.

─Volviendo a nuestro tema… Por lo que me contaste, los abuelos tienen una fortuna en oro. Si tu madre se entera, entonces va a pensar que no quisieron ayudarla con su novio. Eso podría ser un golpe muy fuerte para ella. Siempre pensó bien de los abuelos y creía que ellos vivían con lo justo. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera VIII

Posted on Actualizado enn

Los Secretos de mamá (@secretosdemama) | Twitter

─Te voy a contar algo que tiene que ver con tu madre. Pero me tenés que prometer que no le dirás nada a ella. Yo sé que si ella hubiera querido contarte, lo habría hecho. Y por lo que sé, no te ha dicho. Antes de conocernos, allá por los años setenta, tu madre tuvo un novio. Era un muchacho muy carismático, tenía una forma de hablar muy elocuente, pero tenía un gran defecto: soñaba despierto. A tal punto soñaba, que no tenía trabajo, y su vida era un constante peregrinar de amigo en amigo para que le dieran un techo bajo el cual dormir. Sin embargo, estudiaba Derecho y planeaba constituir un movimiento político internacional para la renovación y la humanización de los cargos públicos. Tenía muchas ideas, muchos planes, muchas palabras que lo hacían ver, a ojos de tu madre, como alguien sin igual. Leer el resto de esta entrada »

Secretos desde la trinchera VII

Posted on

Las 445 mejores imágenes de flores en la cabeza | Flores en la ...Lorenzo, el padre de Sonia, ingresó por la puerta principal. Era un hombre alto y de cabello oscuro con ondas. Aún lucía atlético y daba la impresión de tener una rutina de gimnasio. Nada más alejado de sus hábitos, ya que el hombre se dedicaba a la investigación histórica y vivía leyendo. Su mayor anhelo era terminar su libro sobre las invasiones inglesas, pero aún le faltaba información que consideraba crucial. Sonia había heredado su altura y la forma de mover los ojos cuando algo la fastidiaba, pero sobre todo, algunas aptitudes de él para la investigación, aunque le interesaban más los temas científicos, específicamente, la Física y sus aplicaciones a los aparatos de salud.

─¿Estas son las pinturas? Leer el resto de esta entrada »