Retratos

Retratos – La que pide perdón

Posted on

Resultado de imagen para plegariaHay personas a quienes la vida trató con un látigo y con cadenas. La mirada baja, la espalda algo inclinada hacia adelante, los ojos huidizos, la voz queda.

Sale a las cinco de la mañana, no hay nadie tan puntual como ella. Recorre los puestos de verduras a la hora de la descarga y compra los alimentos del día, siempre frescos, siempre en porción para que no se desperdicie nada. No parece ser de las que regatean, aunque tiene una fuerza interna que quizás sorprenda. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Las de la pieza de al lado

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para vecina chismosaElla está sola con su madre. Las dos comparten una pieza. Ella tiene pajaritos en la cabeza siempre despeinada y la madre ya no dice ni pío. Todas las mañanas se la ve lavando las sábanas orinadas por su madre por la noche. La lavandina cura todo, dice ella, y no perdona ni la ropa de color. En ese momento se pregunta por qué no compró los pañales para adulto y se acuerda que necesitaba la plata para cigarrillos o que el de la fiambrería le cortó el crédito. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – La vecina de la pensión

Posted on Actualizado enn

Imagen relacionadaElla tiene una trenza larga y gorda bajando por su espalda como una promesa. Eso la hace inconfundible, como la sonrisa siempre dispuesta a una palabra amable, a una palabra piadosa. A veces es enfermera, otras junta cartones. Otras más limpia por ahí alguna cosa que le piden. La cuestión es sobrevivir, se dijo un día y cuenta billetitos de a diez que fue juntando para pagar el alquiler de su pieza. Leer el resto de esta entrada »

Retratos – El viejo en la plaza

Posted on

Imagen relacionadaÉl está siempre sentado o recostado en el escalón de un negocio que tiene algo de techo. Enfrente, un pulmón verde le muestra una parte de las vidas de los otros, la más amable, quizás. Niños jugando en hamacas y pasamanos, parejitas en romances dulzones, familias tomando mate y la calesita girando con su alegre monotonía. Leer el resto de esta entrada »