Retratos – El nombre de la niña

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para cataleya nombreCuando escuché su nombre sentí que el perfume de una flor la acompañaría por el resto de sus vidas. Los padres habían llamado Cataleya a la pequeña, y me vino a la memoria una película en la que la protagonista se llamaba como la flor tropical, una orquídea muy apreciada que, en algunos lugares, llaman “la reina de las orquídeas”. El amor que tienen los padres se vuelca siempre en los nombres que les ponen a sus hijos. Los hay que prefieren transmitirles el valor de una tradición familiar, los que eligen nombres liberadores o modernos o con algún significado especial.

Y Cataleya es un nombre exquisito con un significado profundamente hermoso: bella como la flor.

Sin embargo, mis ideas cambiaron un poco cuando me contaron que los padres de la niña habían terminado en la cárcel por vender drogas. Eso me volvió a remontar a la película que mencioné antes. Cataleya, la protagonista, era la hija de un contador que trabajaba para la mafia y que, luego de ver cómo mataban a sus padres, pasó el resto de sus días buscando vengarlos, y lo hizo a expensas de la vida de todos sus seres queridos.

Cuántas imágenes y significados contradictorios me genera ahora ese bello nombre. Me pregunto si los padres habrían visto la película. Me pregunto si ella la verá, en algún futuro. Me pregunto cómo se hace para que una persona no sienta una especie de calofrío cuando ve su nombre asociado a un hecho que, por lo menos, no nos gusta más que para pasar un rato de entretenimiento.

Yo sé que miles de nombres pueden estar asociados a personajes cuestionables e incluso seres de carne y hueso que han dejado una huella nefasta en la historia. Se me ocurre Adolfo, para empezar. Pero este hecho me llamó la atención, sobre todo, porque los padres de la inocente no eran inocentes. Entonces me pregunto, ¿alguien puede creer que eligieron el nombre por mera casualidad? Y si no fue casualidad, ¿qué clase de amor los impulsó?

Sería ridículo pensar que los nombres se cargan con un peso nefasto o macabro, por aparecer en una película o porque alguien le dio mala fama. Pero los padres eran traficantes. La película es actual. No puedo dejar de preguntarme qué pensará la niña cuando crezca.

(C) Meg

6 comentarios sobre “Retratos – El nombre de la niña

    Estrella Amaranto escribió:
    23 junio, 2019 en 4:22 pm

    Imposible no sentir ese escalofrío en la espalda de quien ve su nombre asociado a un hecho lamentable. Tendría que tratarse de alguien con problemas mentales o coeficiente bajo de inteligencia, para que lo leyera sin sentirse aludido de alguna manera.
    La historia tiene su miga, querida Mirna, ya que contiene una llamada de atención para tantos padres, madres, abuelos, abuelas… implicados a la hora de buscarle nombre al recién nacido/a y con el que «cargará» le guste o no, toda su vida.
    Un abrazo.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      23 junio, 2019 en 5:33 pm

      Es cierto, Estrella. Si bien es cierto que un nombre no define a una persona, es algo que acompaña toda la vida y con lo cual “cargamos” de alguna manera. En este caso me preocupó la fantasía que acompañó a esos padres al elegir para su hija el nombre de vengadora de película en circunstancias similares a las que se presentaban en la ficción.
      Un abrazo

      Me gusta

    David Rubio escribió:
    24 junio, 2019 en 9:33 pm

    El nombre es la piedra angular de nuestro yo. Es lo que nos diferencia del resto de seres del universo. Como menciona el relato, el nombre que le damos a nuestro hijo dice más de los padres que del propio hijo, puesto que es muy posible que al nombrarlo intenten dotarlo de lo mejor de sí mismos. En cualquiera de las respuestas del final, sin duda nos vamos a encontrar con la complejidad del ser humano. Un relato que demuestra tu mirada de escritora para percibir este tipo de cosas. Un fuerte abrazo, Mirna!

    Me gusta

      mireugen respondido:
      25 junio, 2019 en 12:28 am

      Gracias, David! Ya hechaba en falta tus comentarios. Es que venía subiendo un texto muy extenso y recién ahora vuelvo a los micros.
      Cuando conocí este caso, que es verdadero, inmediatamente se puso en marcha una reflexión como mamá y como escritora. Recordé cómo había elegido el nombre de mis hijos y traté de plasmar eso. No sé si todos le dan la misma importancia a un nombre, pero es un regalo para toda la vida y supongo que todos, mal que mal, lo toman en serio.
      Un abrazo, David!

      Me gusta

    Josep Mª escribió:
    25 junio, 2019 en 9:28 am

    El nombre de pila nos viene dado, no lo elegimos. Los motivos que tienen lo padres pueden ser muy diversos y no tienen nada que ver con la apreciación que tendrán luego para quien ostente dicho nombre. Algunos padres, incluso parece como si jugaran a buscar el nombre más original. Deberíamos dejar que los hijos eligieran su peopio nombre cuando fueran mayores o, por lo menos, que pudieran cambiárselo a su antojo, jeje.
    Un relato realmente curioso e interesante, contado con tino y esmero.
    Un abrazo.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      25 junio, 2019 en 9:33 am

      Hola, Josep. Es una propuesta muy acertada. Creo que mucha gente se cambiaría el nombre si fuera así.
      Muchas gracias por dejar tu comentario.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s