Etc.

Películas populares – Si Lady Marion lo hizo…

Posted on

¡Hola, amigos! Segunda entrega de esta sección en la que divago un poco y otro poco reflexiono. Hay películas que inspiran, que nos dan esperanzas, que nos alientan. Hay películas que uno ve una y mil veces. Porque son bellas, porque nos gusta la actuación de los protagonistas, porque nos hacen pensar o porque sí, porque tienen algo con lo que conectamos. Que sean populares no las hace menos valiosas. Hoy les hablo sobre Robin Hood. Pero me voy a centrar en el personaje de Lady Marion.

Resultado de imagen de proyector de películas antiguo

Leer el resto de esta entrada »

Películas populares – Como Bridget

Posted on

¡Hola, gente! Antes de comentarles qué se viene, voy a pedir disculpas por una promesa incumplida. Hace un mes tenía toda la intención de subir los capítulos de la novela De vecinas, de virus y de alas. Revisiones posteriores me hicieron dar cuenta de que necesita un poco más de trabajo. Además, estoy evaluando subirla a una plataforma para que sea posible descargarla completa. Quienes sean amantes de las novelas, respetarán esta decisión, ya que, si la lectura nos engancha, leer en capítulos semanales, quincenales o incluso mensuales, suele ser un poco tedioso.

Hoy doy inicio a un nuevo espacio dentro del blog al que denominé Películas populares. En él, voy a subir algunos comentarios o pensamientos que surgieron como espectadora de filmes comúnmente denominados populares. Algunas son comedias otras, dramas, o películas de ciencia ficción o musicales. El común denominador es una especie de reivindicación de lo popular. Porque muchas veces pensamos que un musical se queda en la música o una comedia se queda en la risa. Yo creo que siempre se puede aprender algo, o, en este caso, siempre se puede reflexionar sobre algo. Espero que les resulten amenos los comentarios. Y les recuerdo, no son críticas a las películas, ni siquiera van a encontrar la trama completa, son solo ideas que surgieron a partir de ciertos elementos que me llamaron la atención.

Icono de rollo de película. carrete de película. carrete realista de cine.  ilustración sobre fondo blanco. gráfico. | Vector Premium

Leer el resto de esta entrada »

Consulta a Madame Santal nro. 2: Dulcinea del Amargo – Lluvia

Posted on Actualizado enn

Hola, amigos.

Por uno de esos azares de la vida, con mi anterior entrada me salteé esta que transcribo a continuación. Espero no volver a hacer lío. Tal vez unas vacaciones ayuden.

Lluvia

Mi estimadísima y graciosísima Madame Santal:

Me alegra contarle que, después de poner en práctica su receta completa, debo reconocer que he logrado un cuerpo espigado (lleno de harinas y con barbas largas). No, es un chiste. Su receta funcionó a las mil maravillas. No tengo claro si como te ves, te sientes o como te sientes, te ves, pero la labor no ha sido en vano ya que, a poco de lograr la silueta de sirena que ansiaba, una invitación me ha llovido. Y digo llovido porque, desde el mismísimo momento en que la recibí, no ha parado de enviar San Pedro lluvias, tormentas, rayos, truenos, sapos y culebras. Leer el resto de esta entrada »

Consulta nro. 3 Madame Santal: Dulcinea del Amargo – Cascabeles

Posted on Actualizado enn

Hola, amigos

Aquí les comparto una nueva consulta a la omnisapiente vidente Madame Santal.

Nuestra amiga Dulcinea no para de meterse en problemas y la domadora de espíritus, Madame Santal, sale siempre en su rescate con ingeniosas fórmulas y consejos que no por disparatados, dejan de ser oportunos.

Aquí yo, Dulcinea, nuevamente, mi generosísima y omnisapiente Madame Santal.

Paso a relatarle los sucesos desde que seguí sus consejos. Una vez que conseguí los obsequios, me presenté en el campamento del jefe Sioux. Imagine mi sorpresa cuando lo vi aparecer con una nubecilla flotando sobre su cabeza y su cara mojada por la llovizna, al uso de una propaganda de desodorante, inquietante. ¡Nunca vi a nadie tan sensual como Lluvia en la cara! Leer el resto de esta entrada »

El consultorio de Madame Santal – La foto hechizada

Posted on Actualizado enn

Siempre es prudente y tangente tener un alma fulgente, mucho mejor si es vidente, a quien recurrir en momentos de angustia simple y mustia o de desorientación prima de la des-dirección. Es por eso, que nuestra nueva amiga Dulcinea del Amargo comenzó a frecuentar, consultar y cargosear a la benemérita, más presente que pretérita, Madame Santal.

Aquí los dejo con sus consultas que por Amargas no son insulsas… Leer el resto de esta entrada »

Carnaval en mi memoria

Posted on

Resultado de imagen para carnaval en la punaSe acercaba la fecha de los carnavales. Silvia y yo comenzamos a reunir las provisiones: bolsas de bombitas de agua, baldes y un grifo disponible para hacer las cargas. En la calle ya se veían pulular a los chicos que, andando en bicicleta, afinaban la puntería disparando bombazos a los árboles. Leer el resto de esta entrada »

Toc toc

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para toc

Hoy hice un gran descubrimiento… ¡Descubrí mi toc! No sé cuánto tiempo llevo con él, haciéndolo como algo natural, inclusive con una perfecta justificación. La cosa es que hoy me di cuenta de que es un toc.
Me estaba preguntando… Los toc no se eligen, pero… ¿Podrán intercambiarse? Leer el resto de esta entrada »

Mi vida en una frase “exitosa”

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para fracaso escolarTomé el diario del día. No imaginaba encontrar allí estampado en letras de molde mi futuro. Pero una nota realizada a la secretaria de educación del gobierno de la ciudad así lo decía.

─¿Por qué el Estado tiene que financiar a gente que ha fracasado en la vida? ─. Y con esto definía el motivo por el cual cerrarían escuelas nocturnas y le daría un cierre a mi vida. Leer el resto de esta entrada »

La rosa

Posted on Actualizado enn

Pido perdón… fue culpa de la lluvia y un libro que se cruzó en mi camino…

Imagen relacionada

Y la rosa es rosa porque la veo, la siento, la huelo.

Antes de eso era, solamente.

Y en mí había quizás una intuición de rosa, la esperanza de rosa.

Era un debe haber una rosa.

Porque si no existiera, no se explicaría que hubiera necesidad de ella.

Y la rosa será rosa en tanto no me muestre sus espinas.

Desde ese momento será la rosa que lastima o se defiende.

Ya no será más la rosa que solía ser.

Pero la rosa que es para mí será mi decisión de abandonar lo que no me acerca a ella.

Porque la necesito, porque la quiero, porque la creo.

Y aunque me digan que no es, aunque me digan que dejó de ser

que ya no es la rosa, ahora es la flor que tiene propiedades curativas para el alma,

será mi decisión aceptar que la rosa ha “cambiado”.

Será mi decisión aprehender su lado oculto hacia mí hasta ese momento, que se ha revelado a otro de mirada diferente.

Oh, ¡si pudiera ser atravesada por infinitas sensaciones!

en una sucesión de causas y consecuencias, azares y adaptaciones,

conocería a “la rosa” y al “todo” al mismo tiempo. Conocería lo inmutable, el perpetuo movimiento.

Pero en mi imperfección, solo he conocido la imperfección de “mi rosa”

y de esa imperfección nace a cada momento la sorpresa.

Muchos coincidirán en que su perfume es único.

No he visto a nadie detenerse a oler cada flor del camino, mucho menos cada flor del universo.

Sin embargo mi fe en ella la hace única.

Y si ella ha de cambiar, he de hacerlo yo también.

Intuyo que he de abandonar mis egoísmos, mi ilusión de ser dueña de su rosedad

para que la rosa se vaya mostrando, poco a poco, tal cual es.

Pero no he de verlo yo, quizás. O sí.

Tal vez llegue a dudar de ella algún día.

Tal vez descubra que no es una rosa, tal vez descubra que “rosa” no es la mejor forma de nombrarla. O tal vez me aferre a la idea de “esa rosa” y la siga cultivando en mi interior, mientras que ella pasa a ser nombrada “dalia” por otros.

En tanto yo sigo pensando en ella, algunos me dicen que ya no existe, que ha evolucionado o se ha adaptado.

¡Qué le voy a hacer! Que lo demuestren.

Y si cayera en la tentación de negarla por gozar del beneplácito de otros… eso no le restaría existencia. ¿O acaso se puede negar algo que no se ha afirmado primero?

Por ahora es la rosa quien tiene la verdad y los ilusos serán los que pretendan darle un nombre eterno.

Yo solo soy una de las que la vio, la olió, la tocó, la previó.

Yo solo soy una soñadora dotada de reglas aprendidas de sucesiones de partes de universo que diferencian rosas de no rosas, rosas que lastiman de rosas que no lastiman, rosas que despiertan cuando sale el sol de rosas que se duermen cuando no está el sol, rosas que me ofrecen su mejor perfume cuando cae el rocío de rosas que han perdido su perfume cuando no les llega el agua. Hasta que empiezo a dudar si es que se despierta cuando sale el sol o cuando se esconde la luna…

¿Y si fuera el sol, su andar, su estar o no estar, el culpable de que yo piense en la rosa?

¿Qué me hace distinta del cordero, de la hormiga, de la abeja?

¿Que el azar me diera diez dedos para contar y representar?

Una, dos, tres rosas.

¿Tener una gran memoria?

Había una vez una rosa…

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía y las tinieblas cubrían la superficie del abismo y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.…” (Génesis)

¡Creencia, intuición de la ciencia…!

Una intuición que no podía sino simplificar las cosas a su máxima expresión.

Nos pasamos buscando causas, nos obsesiona la causa y el efecto para tener poder sobre la rosa.

Pero buscamos una causa única…

¿Y si no hubiera un solo porqué sino un montón de porqués?

La rosa es bajo el cielo, sobre la tierra, con aire, con algo de humedad, de día o de noche, con sol o con lluvia, con abejas y mariposas, bajo una brisa o un viento, en un clima templado o cálido, con algunas hormigas, con una flor silvestre que aprendió a sobrevivir a los corderos…

Nuestro concepto de rosa es tan limitado… “flor del rosal, notable por su belleza, la suavidad de su fragancia y su color”. “El género rosa está compuesto por un grupo de arbustos espinosos y floridos representantes principales de la familia de las rosáceas”. Tienen tallos semileñosos, formaciones epidérmicas llamadas espinas, de hojas perennes o caducas, etc. etc. etc.

Pero qué es la rosa, por qué o para qué, ¿ella lo sabe? ¿lo sabremos nosotros? ¿nos alcanzará la especie para ello?

Meg © Todos los derechos reservados

La máquina de los sueños

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para sueños

Hoy quisiera dejarles una reflexión y una invitacion.

Andan intentando crear un aparato que lea y reproduzca las imágenes de los sueños. ¿Cómo se podría? Leer el resto de esta entrada »