El cuervo y las ratas

Posted on Actualizado enn

¡Hola, amigos! Se acerca otro Halloween y es una buena excusa para jugar a asustarnos. Hay muchas formas de provocar espanto, hay muchas cosas que pueden hacernos temblar. Algunos prefieren el suspenso, otros el horror y otros más el terror. En el relato que hoy les traigo hay un poco de cada cosa, en dosis pequeñas, no sea cosa que alguien se infarte. Vaya como aporte a estas festividades importadas.

Imagen de Internet

El cuervo bajó como una sombra fantasmal sobre el campo. Atravesó el cielo iluminado solo por la luz de una luna de plomo y sangre. Si los árboles hubieran estado dormidos… Pero no, su dulce sueño de brisas nocturnas se interrumpió al resonar el graznido áspero y cortante de animal que hiere la noche.

Se contaba por esos lados del mundo que un cuervo vendría a librar al pueblo de una larga maldición. Por cien años no creció en la tierra fértil un solo grano. Sin embargo, ahora, frente a la sombra oscura del cuervo, los pobladores parecían arrepentidos de haber deseado la venida del animal.

Se hizo real como una aparición. Sobrevoló los techos de las casas, observó el silencio sepulcral de ese poblado como si quisiera asegurarse de ser el único dueño de la noche. Luego comenzó su feroz tarea. Se internó en el campo y fue cazando una a una a las ratas que en su voraz existencia destruían los cultivos. Un rastro de sangre quedó regado como rubíes mortales sobre el campo y los caminos. Un rastro de sangre que parecía un reguero de pólvora cuyo barril era el mismo ser que parecía haber brotado de las tinieblas.

Los pobladores comenzaron a temer que la sed de sangre del cuervo no se detuviera allí. Tal apetito por la muerte no podía ser normal, debía tener sino un origen perverso, una consecuencia detestable.

La ominosa escena fue contemplada en medio de un silencio y quietud absolutos, por los habitantes del poblado. Pero los árboles… Los árboles despertaron con los hirientes chillidos. Los árboles que habían sido los únicos custodios de la vida por esos lados cobraron movimiento. Como si una furia contenida en las raíces se elevara cual lava ardiente hacia las copas, cuando el cuervo se posó sobre una rama a reponer el aliento perdido, los brazos de los árboles lo rodearon y lo trituraron como abrazo de una boa constrictora.

Se cuenta de ese pueblo que, en el fondo, no deseaba ser salvado. Hay pueblos que, habiéndose acostumbrado a la carne de las ratas, luego no encuentran la forma de dejarla.

(C) Meg

10 comentarios sobre “El cuervo y las ratas

    Ana Piera escribió:
    29 octubre, 2021 en 10:32 pm

    Wow… me llama la atención lo bien narrado y bueno claro que es espeluznante. Muy buen relato para este mes donde los temas macabros se ponen de moda. Saludos.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      29 octubre, 2021 en 10:49 pm

      Hola Ana! Me alegra haber conseguido el objetivo de asustar un poco!
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

    Josep Ma Panadés escribió:
    30 octubre, 2021 en 7:19 am

    Vaya, lo que parecía un acto de salvación resultó ser todo lo contrario. Los habitantes de ese poblado, en lugar de agradecer al cuervo su servicio de extinción de los molestos roedores, le culparon de haber exterminado su fuente de alimento, je,je. Lo más curioso es que los árboles se unieron a esa venganza. ¿Debemos seguir creyendo que la Naturaleza es sabia?
    Un abrazo.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      30 octubre, 2021 en 1:30 pm

      Hola, Josep. Gracias por pasar y comentar. Un abrazo

      Me gusta

    Marta Navarro escribió:
    30 octubre, 2021 en 8:45 am

    Tremendo, Mirna. Menudo final. Me ha encantado. Y muy acertado también el tono del cuento. Felicidades.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      30 octubre, 2021 en 1:30 pm

      Hola, Marta! Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

      Me gusta

    Mik Way .T escribió:
    30 octubre, 2021 en 5:23 pm

    Gran relato Mirna, apropiado para estos días en que la frontera con lo sobrenatural concede licencias de paso, que pueden resultar terroríficas ¡ Enhorabuena!

    Me gusta

      mireugen respondido:
      30 octubre, 2021 en 6:08 pm

      Hola, Mik! Muchas gracias por pasarte y comentar. Un abrazo

      Me gusta

    Cabrónidas escribió:
    31 octubre, 2021 en 10:39 am

    Por eso siempre que negamos a nuestros salvadores, que muchas meces somos nosotros mismos, siempre digo que tenemos aquello que merecemos.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      31 octubre, 2021 en 4:10 pm

      Hola, cabrónidas, es cierto a veces nos labramos nuestro propio destino, a veces…

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s