Luz o tinieblas

Posted on Actualizado enn

¡Hola! Hoy les traigo un relato inspirado en la convocatoria de David Rubios de El tintero de Oro. Este relato no cumple con todos los requisitos, por lo que está fuera de concurso. Concretamente, excede la longitud requerida. Pero, de todas formas, el puntapié inicial fue dado por la propuesta de David y lo reconozco con agradecimiento.

Viven en las tinieblas y nos da igual

Había terminado de leer la memorable novela de Sábato: Informe sobre ciegos, en la reciente versión en braile de la obra. Me había quedado una sensación perturbadora, como si por el simple hecho de ser ciego y por la ocurrente imaginación del autor, mi naturaleza hubiera trocado a algo siniestro y lascivo y, de pronto, mi yo estuviera signado por la fatalidad y el espanto.

Ya me habían prevenido: “No debes leer ese libro, te puede hacer mal”. Pero no pude evitarlo. Lo encargué a escondidas, a un conocido, como un favor que se le hace a un minusválido. Lo esperé con ansias hasta que llegó por correo. Era como un imán. Tenerlo sobre el estante que está al costado de mi escritorio, a la altura de mi hombro y a un palmo de la ventana, me producía palpitaciones y despertaba luces de colores en el interior de mi cabeza. Un solo pensamiento aparecía en esas ocasiones: ¿qué diría sobre mí? ¿Qué oculto secreto sobre mis tinieblas internas podía develar, que yo mismo no supiera?

Y fue tan intenso. Lo leí en un día. Ese día no comí, solo me serví un té que de tanta concentración me resultó frío. Mis dedos resbalaban frenéticos sobre los pequeños puntos y una especie de estupor fue ganando espacio en mi intelecto. ¿Yo era eso? ¿Yo podía ser eso?

Mientras leía la obra me preguntaba a mí mismo si la gente que me cruzaba por la calle, si el señor ese que me esquivaba para darme paso o si la joven que sin querer pateaba mi bastón sentirán esa honda preocupación generada por la idea de que un ser oscuro, tenebroso y misterioso podría estar acechándolos. Nadie se atreve a hacer ciertas preguntas en forma directa. Nadie se atreve a preguntar lo que en verdad quiere saber. Y me imaginé que ellos, los que hubieran leído el libro, querrían saber si realmente yo era un habitante de un universo alterno y cavernoso, repleto de sensaciones primitivas, lúbricas y vengativas.

Dicen que cuando se trata a la gente con ciertas expectativas, estas se cumplen. Lo leí en un informe sobre el rendimiento de los escolares. Si esperas que un niño se comporte en forma inteligente, él lo logrará. Si lo tratas como un tonto, hará tonterías. Aquí podría decirse que aplicaba la misma lógica. Al terminar el libro lo supe. Ese era yo. Mis ideas se alinearon, mi propósito estaba definido. Como si siempre hubiera corrido por mis venas, como si una luz se hubiera colado para mostrarme un camino olvidado en la oscuridad, lo reconocí.

Al cerrar el libro comenzó mi verdadera vida. La hermandad de los ciegos no perdonaría a nadie a quien le temblara la voz. El más mínimo indicio de miedo, la más leve sospecha de un pensamiento temeroso fundado en la lectura del odioso libro sería castigado con la prisión. Para eso contaba con una bodega y mucho tiempo para pensar. Las ideas principales ya habían sido escritas.

(C) Meg

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

12 comentarios sobre “Luz o tinieblas

    davidrubios escribió:
    9 enero, 2021 en 12:44 pm

    ¡Hola, Mirna! Navegando por la red en busca de alguna novela narrada por un ciego di con esta referencia de Ernesto Sábato a la que desde luego le has realizado un excelente homenaje. La ceguera siempre ha provocado cierta inquietud, aunque sin duda este autor la elevó a niveles conspiranoicos con esta secta de ciegos constituida como un poder en la sombra. Estupenda propuesta, lástima que se exceda del número de palabras. Si consigues reducirlo o consigues otra versión no dudes en decírmelo para incluirlo en la lista de micros participantes. Un fuerte abrazo!!

    Me gusta

      mireugen respondido:
      9 enero, 2021 en 12:59 pm

      ¡Hola, David! Agradezco que te hayas tomado un tiempo para leer este relato. Haré el intento de reducirlo, y si no sale veremos si sale otra cosa. El informe sobre ciegos de Sábato es un libro tremendo, es buenísimo y duro. Alguna gente comenta que luego de leerlo le provocó un sentimiento de sospecha hacia los no videntes. Cosas que pasan. Un abrazo

      Me gusta

    Norte escribió:
    9 enero, 2021 en 4:57 pm

    Excelente propuesta,… exceda o no el número de palabras requerido,… te felicito. No leí el informe sobre ciegos pero creo que has logrado aguijonear mi curiosidad.
    Un abrazo!

    Me gusta

      mireugen respondido:
      9 enero, 2021 en 5:18 pm

      ¡Muchas gracias, Norte! Te digo que es un muy buen libro para leer, como otros de Sábato. Me alegra que mi trabajo te motive a leerlo. Un abrazo

      Me gusta

    Isabel Caballero escribió:
    9 enero, 2021 en 8:15 pm

    Hola Mirna. Me habría gustado haber leído Informe sobre ciego de Sábato para poder sacar todos los matices de tu inquietante relato. No obstante, me ha parecido magnífico e inquietante.
    Ya apunto el título en mis pendientes de lecturas.
    Gracias Mirna, un fuerte abrazo, compañera.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      9 enero, 2021 en 8:23 pm

      Hola, Isabel. Es un libro excelente! Me alegra poder inspirar su lectura. Un gran abrazo!

      Me gusta

    Beatriz Vélez escribió:
    10 enero, 2021 en 10:05 am

    Muy buen relato, Mirna. Desconcertante y tenebroso, se va desenredando hasta ese final siniestro. No conocía el libro, me lo anoto para echarle un vistazo. Un abrazo.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      10 enero, 2021 en 11:58 am

      Muchas gracias, Beatriz. Es siniestra la propuesta de sospechar de los ciegos, por no verla luz. Personalmente no comparto esa idea, pero es cierto que da un poco de miedo. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

        Beatriz Vélez escribió:
        10 enero, 2021 en 12:01 pm

        ¿Te importaría que lo grabara para mi podcast?

        Me gusta

          mireugen respondido:
          10 enero, 2021 en 12:06 pm

          ¡Sería todo un honor, Beatriz! Adelante y muchísimas gracias.

          Le gusta a 1 persona

    Estrella Amaranto escribió:
    14 enero, 2021 en 3:53 pm

    ¡Hola, Mirna!
    Aunque no he llegado a leer este libro de Ernesto Sábato, sí tengo información de lo que él denomina «Secta de los ciegos» que dominan la tierra y la carne, que me recuerda bastante a lo que hoy a otra secta que también ha venido ejerciendo ese poder hegemónico sobre la humanidad desde ese inframundo de las tinieblas, me estoy refiriendo a los Illuminati, cuyo dominio ancestral está llegando a su término gracias a la Luz y al «despertar» de los «ciegos» que pueblan este planeta.
    Lo que está claro es que Sábato tenía en su haber una formación enciclopédica y ocultista, como también la tuvieron otros genios como Da Vinci.
    Creo que has sabido trasladar las emociones que inspira en el lector la lectura de esta obra de la Literatura universal y por supuesto motivar el interés por su lectura.
    Un abrazo.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      14 enero, 2021 en 4:38 pm

      Hola, Estrella! Muchas gracias por tu comentario, echa mucha luz sobre la gran obra de Sábato. Te mando un gran abrazo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s