El personaje – XVIII – Final

Posted on Actualizado enn

¡Hola! Llegamos al final de este viaje de la mano de El personaje. ¿El autor logró dominarlo? ¿Fue una lucha de poderes? ¿Fue una negociación? ¿Fue un juego? De cualquier manera, el final siempre tiene un sabor agridulce.

El escritor se arriesgó y vivió intensamente los nuevos rumbos. Se sentía eufórico. Como si él mismo fuera el personaje, podía sentir cada cosa, sufrir cada obstáculo, sorprenderse con cada giro. Anhelaba llegar al último destino, anticipaba la satisfacción de un final cargado de emoción.

Después de varias estaciones más, el escritor, feliz, pero extenuado por el esfuerzo, se detuvo en la terminal del tren. Allí escribió una postal y la dejó sobre un banco a la espera de que el personaje la leyera.

Antes de abordar otro tren, Claus-Shadow encontró el mensaje y lo leyó, decía: “Gracias por el viaje”. Movió su cabeza asintiendo. Supo, entonces, lo que debía hacer. Se dirigió al lugar donde lo esperaba su compañera, la tomó de la mano y juntos terminaron de desentrañar las últimas claves para hallar el tesoro. Tuvieron, eso sí, que pasar algunas pruebas más, arriesgar el pellejo, caminar por senderos al borde del abismo, huir de peligrosas alimañas y luchar contra los que querían apoderarse de ese bien tan valioso. Pero, al final, todos los esfuerzos se vieron recompensados. ¡Lo lograron! El final sería una gran celebración.

Sin embargo, tras el festejo, el personaje se dio una vuelta por la estación terminal. Con un gesto de malicia, sacó de su bolsillo otra postal, escribió algo y la dejó sobre el mismo banco donde antes le había dejado el mensaje el autor. Luego se reunió con su chica, subieron a un nuevo tren y se alejaron saludando complacidos, satisfechos, desde el último vagón.

El escritor se sentía agotado, pero lleno de gratitud. Se le había hecho un nudo en la garganta. Ahora, vendría otra clase de abismo. Sus días se vaciarían de pronto, para dejar lugar a un nuevo ¿Y ahora qué? Pero, reunió lo que le quedaba de coraje, fue a buscar la postal del personaje y la leyó. Allí decía: “te habrás dado cuenta de dos cosas: una, esto no es un policial sino un relato de aventuras, y dos, no necesitabas palabras en un papel, para inspirarte, solo hacía falta que me conocieras mejor”. El escritor movió su cabeza hacia los lados, miró hacia el tren y alcanzó a ver que el otro reía. “Es incorregible”, pensó. Entonces el autor, que tenía en sus manos el arma, se dispuso a usarla. Esta vez ya no deseaba combatir la desobediencia de Claus-Shadow, solo quería que los dos se tomaran un merecido descanso. Así que… puso el punto final. Y se secó una lágrima.

Continuará?

3 comentarios sobre “El personaje – XVIII – Final

    JM Vanjav escribió:
    8 diciembre, 2020 en 9:48 pm

    Cuando se encuentren en el otro barrio seguro que seguirán con sus andanzas. Despojado de su cuerpo el autor será un ser más afín a su personaje y entonces lo entenderá a él y también todo lo demás. Saludos 🖐

    Me gusta

      mireugen respondido:
      8 diciembre, 2020 en 10:44 pm

      Muchas gracias, JM. Aprecio mucho que hayas seguido a este personaje. Un abrazo

      Me gusta

        JM Vanjav escribió:
        9 diciembre, 2020 en 7:52 am

        Hola, un autor sin personajes está incompleto. Lo mismo que para que existan personajes tiene que haber un autor que los cree. De ahí que la relación entre ambos pueda ser como la que has reflejado en tu historia. Saludos 🖐🏻

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s