El agujero negro – XVI – Las preguntas obligadas

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen para obras públicasSol Mendoza seguía reuniendo información. Ya había hablado con varias personas y todas coincidían en haber escuchado el sonido de motores. El único testigo real había sido el vagabundo, pero no podía utilizarlo por las razones que ya le había dado su productor.

Así que decidió intentar otra línea de investigación. Se preguntaba qué tenían en común las oficinas desaparecidas y todo le indicaba que la respuesta estaba más cerca de lo que pensaba. Era como esa sensación de tener una palabra en la punta de la lengua.

Por fin se dedicó a insistir en hablar con los empleados que, hasta ese momento, habían guardado silencio instruidos por las autoridades.

─¡Está seguro de que la oficina estaba el día anterior? ─le preguntaba a Claudio.

─Por supuesto. Trabajé todo el día allí. Al terminar la jornada fui el último en retirarme. Todo estaba en su lugar. Cerré la oficina y salí.

─¿Usted tiene llave de la oficina? ─inquirió con cierta sospecha.

─No. Las oficinas no tienen llave. Solo los archiveros.

─¿Y esas llaves las tiene usted?

─Sí. Y además las tiene el secretario. Hay dos juegos.

─¿Podría decirme qué material de importancia guardaban allí?

─Expedientes. Contratos. Estudios para futuros proyectos.

─Todo perdido.

─Todo. Lo más delicado eran los contratos de las obras del canal medio. Esas obras eran el puntapié inicial de una serie de trabajos que facilitarían la instalación de fábricas y otras empresas en las afueras de la provincia. Imagínese un cordón industrial más alejado de la capital. La redistribución de la mano de obra. El poblamiento de áreas de baja densidad. El crecimiento de esas zonas. Todas obras que ahora han quedado en el limbo porque el gobierno tendrá que reconstruir todos los expedientes. Se sabe que lo que no está en papel no existe.

─El gobierno ya había hecho los desembolsos del proyecto.

─Creo que sí.

─Interesante ─dijo Sol─. Así que esto podría ser una maniobra de encubrimiento…

─Lo dijo usted, no yo.

─¿Quién saldría beneficiado con todo esto?

─Todos aquellos que no quieren que el país crezca. Los que apuestan al estancamiento. Los que se benefician con las ayudas económicas que solo mantienen a flote la pobreza.

─Muchas gracias, Claudio. Su ayuda ha sido invaluable.

2 comentarios sobre “El agujero negro – XVI – Las preguntas obligadas

    Josep Mª escribió:
    20 mayo, 2019 en 8:47 am

    Bueno, pues seguiremos las pesquisas de Sol Mendoza, a ver qué nos deparan, jeje.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s