Retratos -Las vecinas ruidosas

Posted on Actualizado enn

el 70% de los problemas que se viven en las comunidades de propietarios vienen provocados por el ruidoLas ruidosas son dos que valen por diez. Son pibas que están de paso en la pensión.

Vinieron del interior a estudiar y necesitan un lugar donde dormir y recibir a sus compañeras. Se las ve pasar juntas a la cocina como si tuvieran un hilo que las une. Andan con el termo del mate bajo el brazo todo el tiempo. Y se “engancharon” del cable con tanta habilidad que nadie lo notó.

Los fines de semana invitan a sus amigas y en la piecita se arman fiestas de pijama. Con pizza o tortafritas, con cerveza o mate, da igual. A veces su alegría ofende el clima de reposo de algunas. Pero hay un par de vecinas que las tomaron bajo su ala. Ellas son portadoras de un exterior más amable, con más esperanza, y no falta quien se deje contagiar de su entusiasmo.

Pero una vecina se vive quejando. No soporta la música de reggeton que escuchan y tampoco sus parrandas nocturnas. Fuera de eso no están en todo el día y cuando vuelven para cocinarse algo todo el mundo se entera. Muchas veces van dejando luces prendidas a su paso. Y sus minifaldas despiertan la envidia y los recuerdos.

Se sienten parte de esa familia extendida. Pero una parte que está pensando en emigrar. Por eso no se dejan contagiar del pesimismo. La vista puesta en su futuro las hace distintas, en un lugar donde muchos futuros ya están jugados y otros se sienten difícilmente alcanzables.

Cualquier día de vacaciones se las puede ver baldeando el patio, solo por el gusto de andar con agua y refrescarse un poco. La dueña de la pensión les dio permiso porque en el fondo les tiene afecto de abuela y la liberan de esa tarea interminable. Las otras no saben si sumarse a la fiesta, no sea cosa que tengan que pasar el secador.

4 comentarios sobre “Retratos -Las vecinas ruidosas

    Miguel Pina escribió:
    15 noviembre, 2018 en 5:10 pm

    Hola Mirna, encantado de conocer tu espacio y esa riqueza que usas en el lenguaje escrito utilizado para crear esta historia que nos trae lo cotidianamente delicioso. Es cierto que puede haber vecinos o vecinas molestas pero lo mejor es que esos ruidos, risas o complicidades reflejan el color de la vida. Un abrazo.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      15 noviembre, 2018 en 9:23 pm

      Muchas gracias Miguel por tus palabras. La verdad es que muchas veces no vemos la belleza de lo cotidiano. Me pasa permanentemente. Y hay muchas cosas que trascienden cuando nos detenemos, respiramos y miramos a nuestro alrededor mas cercano.
      Una alegría que pases por aquí.
      Abrazo

      Me gusta

    David Rubio escribió:
    21 noviembre, 2018 en 12:12 am

    Desde luego, esas vecinas te enamoran y te enojan, pero son un soplo de aire fresco y de vida… aunque el reggaeton te puede volver loco, je, je, je… Estupendo relato, Mirna. Un abrazo!

    Me gusta

      mireugen respondido:
      21 noviembre, 2018 en 12:38 am

      Hola, David. Claro, son una brisa fresca, como tú dices. Lo molesto a veces sirve para sacudir el hastío. Y la vida fluye en cualquier melodía…
      Un abrazo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s