Inversión o Acquaforte – Parte XII

Posted on Actualizado enn

En la oficina del primer mandatario, Gutiérrez daba la orden de enterrar el antibiótico. Había llegado a un acuerdo con su jefe del ejército. Se llevarían a su mujer a un lugar seguro y el antibiótico no aparecería. Ya sabían que había filtraciones, pero esta vez no sería así porque el mismo coronel se encargaría del asunto.

El coronel salió del edificio rumbo al cementerio. Allí nadie lo buscaría. Al salir con el jeep notó que lo seguían. Hizo un par de maniobras distractivas hasta que no pudo evitar que le dieran alcance. Las fuerzas de Waterman lo emboscaron en un puente. En ese momento el coronel se enfrentó a la decisión de su vida.  Con un volantazo hizo que el jeep desbarrancara y cayera a lo que antes fuera un río, para que de esa forma se perdiera el medicamento.

Waterman creyó morir en el mismo instante en que recibió la noticia del fracaso. Comenzó a dar gritos, amenazas y maldiciones. Rompió todo lo que encontró a su paso. Finalmente, su corazón no resistió más, sufrió un infarto y tuvo que ser internado de urgencia. Al cabo de una hora, como ocurre con las aves de rapiña en torno a un animal herido, concurrieron todos sus consejeros preguntándose a quién le cedería el puesto de mando. Pero Waterman, en su lecho de muerte, se dio el gusto de hacer la última humorada.

─Están pensando a quién dejaré el legado de mi empresa ─dijo con una mueca─. Lamento mucho decepcionarlos, pero desde hace un tiempo comencé a vender las acciones. Solo dos personas tendrán el dominio de Acquaforte. Y se enterarán a su debido momento.

─¿Quién pudo comprar una empresa en un mundo que se desploma?

─Hay gente que se resiste a aceptar la realidad ─fue todo lo que pudo decir.

Unas horas más tarde, Waterman moría tan solo como estuvo siempre. Sus consejeros lo dejaron a merced de la máquina que le permitía respirar sin esperar a que el duro corazón terminara por convertirse en piedra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s