La isla vengadora – Concursante en Relatos Compulsivos

Posted on

Resultado de imagen para isla volcanicaDicen que las almas de los que mueren en el mar permanecen por siempre en él…

El barco se aproximaba a la isla. Desde cubierta,  los pasajeros contemplaban el extático espectáculo de un sol abriendo su boca para engullirse montaña y palmeras.

Y un canto envolvió el volcán, como un vapor que se desprendiera del agua verde. Y los pasajeros se sintieron envueltos por las notas de esa melodía áspera y perezosa.

El guía del tour comenzó a relatar:

“Hace ciento cincuenta años, una pequeña embarcación pirata encalló en los arrecifes, trayendo dos condenados a muerte. En esa época, a los condenados se los echaba al océano con una ración de agua y un puñal como única defensa. Estos dos, antiguos enemigos, fueron puestos juntos en la barca con un único puñal.

La isla es pequeña, lo único que contiene son cocoteros. Al agotar las reservas, uno se dedicó a buscar huevos de aves mientras el otro se metió al agua.

Al rato el primero volvía con un par de huevos. El que tenía el puñal custodiaba un pez enorme.

Es sabido que quien mata un delfín recibirá una maldición. Pero el hambre superó sus creencias.

Esa noche cenaron delfín.

Al día siguiente la isla comenzó a vomitarlos. El mar se volvió rojo y los peces huyeron del agua ensangrentada. Tampoco hallaron más nidos. El hambre los fue metiendo en sus fauces de tiburón. Dieron mil vueltas a la pequeña isla. Comenzaron a enloquecer y a desear matarse mutuamente. No dormían por miedo mutuo. Así pasaron días y días. La única alternativa era terminar con esa agonía.

Se plantearon volver al mar, abandonarse a las corrientes y dejarse morir al sol como sardinas achicharradas. Pero luego una erupción los llevó al volcán. No podían imaginar una muerte más rápida que arrojarse a sus ardientes fluidos.

Cuenta la leyenda que los dos saltaron y desde ese momento, cada vez que una embarcación se acerca, los cantos de los dos marinos se escuchan, previniendo a los navegantes.”

Algunos pasajeros quisieron acercarse más para tomar fotos, otros… escalofrío mediante, taparon sus oídos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s