Buscando la verdad

Posted on

Buscando la verdad

de las cosas simples,

teniendo la certeza

de que poco es cierto,

busco en mis adentros,

remuevo recuerdos,

arcones dormidos,

olor a misterio.

De pronto un rugido

desde los afueras.

La calle tronaba

múltiples sorderas.

Cerrando los ojos

sentí la traición:

mis oídos sanos

fueron perdición.

 

Verdades gastadas

de pólvora negra.

Verdades trilladas

de muerte y miseria.

Verdades torcidas.

Verdades mugrientas.

Verdades urañas.

Verdades funestas.

 

Tapé mis oídos

pero quedé aislada.

Un vértigo intenso

brotó en mis entrañas.

Es que aquí en el fondo

sentada, muy quieta,

una verdad grande

latía traviesa.

 

Casi que se duerme

la muy bullanguera

pensando en los males

y las malas lenguas.

Casi que se pierde

en un laberinto

de mentiras sordas,

de fácil cinismo.

 

Le dije quedate,

a mi mano aferra,

la misma que abraza,

la que da y aprieta.

Y ella contenta

salió de su ovillo.

Me dijo aquí estoy

soy de ti el motivo.

 

La vida se abre,

no importa la forma,

no importa el momento

oportuno o moda.

Verdades de adentros,

verdades de afueras…

Tú, niño que naces,

vuelves todo siembra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s