Hay cuerda para rato…

Posted on

Hoy voy a hacer una pequeña reflexión sobre los relojes…

Permítanme decirles que tengo un problema con los relojes actuales. No los escucho, se paran con los cortes de luz, se quedan sin pila, no los escucho… (Ya lo había dicho, ¿no?).

Por eso voy a proponer la vuelta a los relojes a cuerda. Les comento las ventajas, algunas se desprenden de lo que ya dije: no se quedan parados con los frecuentes cortes de luz (con el radio-reloj me ha pasado despertarme a las 4 de la mañana y darme cuenta que eran las 9…); no hay que tener miedo a contaminar el planeta con los contenidos de las pilas; ¡¡¡se escuchan!!!

Claro, me dirá algún desvelado que el tic tac es insufrible. Ya lo sé. Por eso el nuevo desafío para los japoneses es hacer un reloj a cuerda silencioso. Esta gente tan laboriosa e ingeniosa nos impuso los relojes digitales. Bien, ahora que recojan el guante y nos inunden de relojes ecológicos, con campanillas poderosas, pero silenciosos en su andar el resto del tiempo. ¿Quién necesita un pip pip pip para despertar? ¿No es mejor el sonido de una batería de su conjunto de rock favorito? Imaginen poder programar un solo de Ringo Starr o de Phil Collins…

El tema es que los relojes de hoy dependen demasiado de tecnologías que no siempre están disponibles. Ni qué decir si el kiosco de la chica de la vuelta de casa está cerrado. Pero hay algo más profundo que eso. Algo de connotaciones tremendas. Algo que trasciende lo funcional y también lo romántico de dos manecillas avanzando y encontrándose por momentos. ¿Se imaginan dentro de unos años o ya mismo con chicos de la era digital…? ¿Quién te va a entender cuando digas giralo en el sentido de las agujas del reloj? ¡Cuántas expresiones dejan de tener sentido debido a los cambios de moda y las nuevas tecnologías! Tirame las agujas, decían en una época… O peor, imaginen dentro de unos años cuando nadie se acuerde de qué era un reloj a cuerda, decir esa expresión ¡sin saber de dónde vino! Palabras vacías, huecas. Sentidos despegados de su imagen. ¿No es más lindo poder imaginar lo que uno dice? ¿No tiene más fuerza? Piensen en todas las palabras que repetimos sin saber de dónde vinieron, por qué se dicen, cómo se gestaron. Se me ocurre que uno sería más acertado al hablar si conociera lo que significa cabalmente lo que dice.

Pero volviendo al tema inicial, y para terminar, les digo que creo que aún tenemos esperanzas (yo tengo fe en los japoneses y en los ecologistas). Les propongo viralizar un pedido de relojes a cuerda porque, para mí, los relojes a cuerda tienen cuerda para rato…

Meg

Anuncios

2 comentarios sobre “Hay cuerda para rato…

    María escribió:
    10 agosto, 2016 en 1:56 pm

    ¡Qué bonito y romántico! Me encantan los relojes.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      10 agosto, 2016 en 4:41 pm

      No es cierto que son más románticos? Y ecológicos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s