Detrás del horizonte

Posted on Actualizado enn

arbol maravillosoDetrás del horizonte estaba el secreto.

La nave atravesaba la espuma como daga afilada. Los tripulantes entonaban viejas canciones marinas. El viento silbaba entre las velas y un viejo cuervo, acompañante de aventuras, sobrevolaba la proa.

Nadie sabía a ciencia cierta cuánto faltaba para llegar a la isla. El mapa era menos preciso que un dibujo en la arena. Sin embargo, algo los impulsaba a continuar. Era la promesa del mayor tesoro de todo el universo… Lo único que deseaban en la vida.

Cansados por la travesía por ese océano vasto y desolado, inventaban nuevos juegos para paliar el aburrimiento. Los naipes estaban a la orden del día. Unos dados asomaron de un bolsillo y se arrojaron sobre ellos. La tarde caía sobre islas desiertas y sedientas y los hombres, embriagados a más no poder se esforzaban por no perder la ruta.

Con la brutalidad de una tormenta, de pronto despertaron. Se hallaban embrollados en un arrecife. La quilla atrapada, inmóvil. Algunos se arrojaron al mar para evaluar el problema. No había mucho que hacer excepto romper corales y arrojarlos fuera del camino de la embarcación. Pero el siempre latente peligro se acercó sin piedad. Y uno de los hombres fue arrastrado por un tiburón, que inmediatamente esparció una estela de sangre por las aguas cercanas. La banda que vino después impidió cualquier maniobra. Los animales se quedaron haciendo círculos alrededor de la nave congelada.

El capitán dio la orden de esperar. Subieron a los sobrevivientes y se quedaron mirando el horizonte. Consternados pero enternecidos por la idea de que al día siguiente serían ricos.

La noche pasó silenciosa. Los primeros rayos de sol asomaron entre las velas con brillos de esperanza. Se dieron nuevamente a la tarea de liberar la nave y esta vez lo consiguieron en poco tiempo.

Volviendo a la derrota original, se encontraron con nuevos peligros. Esta vez fue la sirena más dulce y melodiosa que jamás hubieran imaginado. Si un sonido puede despertar sentimientos, imaginen cuánto puede hacer la voz de la mujer más bella del mundo. Los piratas, al llegar a un palmo de distancia la vieron convertirse en un horrible monstruo. Lucharon a brazo partido, le arrojaron balas de cañón. Después de un certero disparo entre los ojos rojos, lograron zafarse y decidieron seguir adelante.

Y así siguieron encontrando mil obstáculos en su camino. Cada cual más complicado y más agotador. Pero los piratas no se amedrentaron. Tenían un solo objetivo: el tesoro.

Pasados días de cansancio, hambre y sed, la vieron. Con sus palmeras doradas, sus arenas sedosas y sus rocas alfombradas. Rodeada de un arrecife azul que se traslucía en el agua cristalina y dejaba ver la fauna.

La tripulación desembarcó expectante, anhelante. Sus corazones latían por el oro y las joyas. Se dispersaron sobre las playas buscando.

Al cabo de un rato llegaron a un claro en medio de palmeras. Allí había un bellísimo árbol cubierto de follaje y frutos exquisitos.

Los piratas se dijeron que debajo del árbol hallarían el tesoro y cavaron por horas. El cofre apareció con la elegancia de un rey. Lo subieron y al abrirlo se encontraron con la sorpresa.

Las joyas se transformaron en insectos al salir del arcón. La nube mortal atacó a los marinos dejando solo los huesos.

Cuando las osamentas reflejaban el cálido sol de la tarde, cuando ningún humano vivo quedaba en la isla, el cuervo se posó sobre un papel en el interior del arcón. El papel decía: “Cuando sientas que has logrado todo y no desees más, la vida perderá su valor. Sigue deseando.”.

 

Anuncios

18 comentarios sobre “Detrás del horizonte

    Julia C. Cambil escribió:
    1 mayo, 2016 en 3:41 pm

    Un relato con una valiosa moraleja. A los piratas les costó la vida misma aprender esa lección…

    Muy bueno, Mirna. Es cierto que sin sueños no hay nada que nos impulse a contiuar hacia delante.

    Un saludo y feliz domingo!

    Me gusta

      mireugen respondido:
      1 mayo, 2016 en 3:44 pm

      Es cierto, siempre hay que tener una esperanza, mirar hacia el futuro con nuevos deseos. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

    mensajedearecibo escribió:
    5 mayo, 2016 en 8:18 am

    Muy buen relato piratesco, Mirna, y con moraleja. Me ha gustado mucho la forma en que has descrito en largo y peligroso camino hacia el tesoro, sobretodo el encuentro con la sirena.
    Te deseo mucha suerte. Un saludo.

    Me gusta

      Estrella Amaranto escribió:
      5 mayo, 2016 en 8:22 pm

      Hola Mirna,
      Me ha gustado la narración de tu relato, pero la reflexión final me ha parecido excelente, ya que queda muy bien explicado este concepto del deseo como algo tan egoísta y dependiente, capaz de hacer estragos en las personas, que como estos piratas acabaron víctimas mortales de semejante locura.
      ¡Saludos y suerte con el concurso!

      Me gusta

      mireugen respondido:
      6 mayo, 2016 en 12:40 am

      Me alegra mucho que te haya gustado! Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

    Estrella Amaranto escribió:
    5 mayo, 2016 en 8:15 pm

    Una travesía bien descrita donde la ambición y el deseo de encontrar ese tesoro tan valioso, tuvo unas consecuencias nefastas para estos piratas, que desgraciadamente perdieron su vida víctimas de su propio error.
    ¡La moraleja es estupenda, Mirna!
    ¡Saludos y suerte con el concurso!

    Me gusta

    Francisco Moroz escribió:
    5 mayo, 2016 en 8:38 pm

    Me recordó parte de la odisea relatada por Homero.
    Cierto que cuando buscas encuentras, pero no siempre lo deseado.
    Un abrazo y suerte en el concurso Mirna.

    Me gusta

      mireugen respondido:
      6 mayo, 2016 en 12:38 am

      Cuando persigues un solo deseo, puedes llegar finalmente a un precipicio…

      Me gusta

    Mariola escribió:
    7 mayo, 2016 en 4:03 pm

    Muy bonita historia. Los sueños son necesarios y a veces nos guían a caminos equivocados pero mientras existan hay esperanza. Mucha suerte.

    Me gusta

    Diana Pinedo Ortega escribió:
    8 mayo, 2016 en 3:42 am

    De cómo los sueños son motores o anclas… Me encantó el tono y ese gran giro final
    SALUDOS!!

    Me gusta

    Sue - escribió:
    8 mayo, 2016 en 1:30 pm

    Otra vez se cumple lo de “cuidado con lo que deseas porque lo conseguirás”.
    No me esperaba lo de los insectos y me ha dado “cosica” aggg.
    Un abrazo, Mirna.

    Me gusta

    Ana Lía Rodríguez Alcalde escribió:
    10 mayo, 2016 en 2:59 am

    Me ha encantado, Mirna! Qué gran reflexión y que fantástica aventura. Debieron advertir que la presencia del cuervo desembocaría en catástrofe. Un enorme tesoro tu relato. Muy bueno. Un abrazo

    Me gusta

      mireugen respondido:
      11 mayo, 2016 en 1:22 am

      Muchísimas gracias Ana Lía. Me da gusto que lo hayas disfrutado. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s