El reflejo

Posted on

Abriste la ventana. La claridad de un reflejo se introdujo en la alcoba. Se escuchaban sonidos lejanos. Un rumor de campo bajo una enorme luna. Y el fresco que se hizo calofrío, dejando que la piel se estremeciera con premonición de verano.

Pequeñas luces titilando en el pasto, espejo de un cielo de laguna y grillos. Tus brazos me rodearon, tu aura de sueños me envolvió hasta sentir perfumados los ojos y las manos.

Nos amamos lentamente. Nos brindamos en una marea de gustos y sentidos. Y allá afuera, ese reflejo que se colaba fue dibujando contornos imposibles.

Los grillos durmieron tarde esa noche. La laguna exhalaba en burbujas su respiración entrecortada.

Y con la modorra del cielo, la viajera nocturna se fue acurrucando en el horizonte, para descansar sus ojos de miel y sus pies de azúcar.

Meg

18-03-16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s